La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial, Sala Segunda, del Departamento Judicial de Morón aplicó las reglas del art. 1255 del CCC para regular los honorarios de una mediación. Esta norma prescribe que “Si la aplicación estricta de los aranceles locales conduce a una evidente e injustificada desproporción entre la retribución resultante y la importancia de la labor cumplida, el juez puede fijar equitativamente la retribución”.

Así lo resolvió, el 19 de Febrero de 2019, en los autos CORDOBA ENRIQUE POLINARIO C/ BARCIELA CARLOS Y BASILICO HECTOR LUIS S/ PRESCRIPCION ADQUISITIVA LARGA”, Causa Nº MO-12359-2017 R.S. /2019. VEA O DESCARGUE EL FALLO COMPLETO

El Titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial  nro. 8 Departamental resolvió regular honorarios a la mediadora interviniente en la suma de $8.605,80. 

Contra tal forma de decidir, la mediadora se agravia del monto de sus estipendios, interponiendo recurso de apelación vía electrónica; el cual fue concedido en relación y se fundó con el memorial (también electrónico). 

En la Alzada, el vocal preopinante fue el Dr. Jorda , quien señaló que “siguiendo lo resuelto por la Suprema Corte de Justicia en “Morcillo” (fallo del 8/11/2017) en cuanto a la aplicación temporal de las normas arancelarias, entiendo -al igual que el Sr. Juez de Grado- que las presentes deben resolverse de acuerdo con lo establecido por las normas vigentes al momento de llevarse a cabo los trabajos que se tienden a retribuir con los honorarios regulados, y apelados”. (la negrita nos pertenece) 

Respecto  a la pretensión de la mediadora de excepcionar sus honorarios del tamiz del artículo 1255 del CCC, el vocal entendió que no lleva razón, debido a  que …“la jurisdicción cuenta con la posibilidad que le otorga el art. 1255 del CCyCN en el caso de resultar la regulación efectuada mediante la ley arancelaria manifiestamente desproporcionada en relación a la trascendencia de las labores llevadas a cabo, actuando como válvula de escape cuando los cálculos arrojen resultados irrazonables”…-  (la negrita nos pertenece)

Además señaló que …“elementales razones de prelación normativa, hacen que las disposiciones arancelarias locales -y la ley de mediación contiene artículos arancelarios- carezcan de potencialidad para escapar a las directivas de la ley de fondo (Código Civil, en su momento; ahora CCyCN), más aún cuando estas últimas se vinculan con el costo del acceso a la justicia (CIDH, “Cantos”).- (la negrita nos pertenece)

Asimismo el camarista subrayó que “(d)esde esta Sala se ha dicho que cuando el precio de los servicios  prestados deba ser establecido judicialmente sobre la base de la aplicación de normas locales, su determinación deberá adecuarse a la labor cumplida por el prestador del servicio, y que los jueces deberán reducir equitativamente ese precio, por debajo del valor que resultare de la aplicación estricta de los mínimos arancelarios locales, si esta última condujere a una evidente e injustificada desproporción entre la retribución resultante y la importancia de la labor cumplida (esta Sala en causa nro. 56.409 R.S. 495/09)“.- ( la negrita nos pertenece)

A ello agregó que desde su punto de vista, “la técnica del Decreto 2530 fue la que, en definitiva, terminó instalando ciertas circunstancias, muy controvertidas, que desembocaron en la necesidad de acudir al art. 1255 antes aludido (y, finalmente, a derogar aquel Decreto y dictar uno nuevo).-

Es que, al segmentar los procesos con montos fijos, y establecer la regulación en unidades variables (el jus) la progresiva erosión del signo monetario hizo que, a los pocos años de vigencia del Decreto, sus escalas y formas de retribución terminaran siendo distorsivas de aquellas consagradas para los primeros tiempos de su vigencia.- 

De este modo, muchos procesos (la mayoría) terminaron instalándose en los tramos mas altos de las escalas previstas y tal circunstancia -insisto- fue la que obligó a acudir a las pautas del art. 1255 del CCyCN”…-  ( la negrita nos pertenece).

En cambio, el camarista consideró que le asiste razón a la quejosa “…cuando sostiene que la regulación de honorarios debió haberse expresado en jus arancelarios.

Consecuentemente, y a tenor de lo que llevo dicho, deberá modificarse la resolución apelada, dejando establecido que los estipendios de la mediadora quedan fijados en la suma equivalente a 13 jus (cfe. Dec. Ley 8904/77) cuyo valor deberá determinarse al momento del efectivo pago (esta Sala en causa nro. MO-31216-2013 R.S.214/2017). (la negrita nos pertenece)

Siendo compartido este criterio, se resolvió modificar la resolución apelada, dejando establecido que los estipendios de la mediadora quedan fijados en la suma equivalente a 13 jus arancelarios, cuyo valor deberá determinarse al momento del efectivo pago.

Reseña del fallo: Dra. Ivana E. Jordán (integrante del INSTITUTO DE DERECHO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL del CAM)